La prueba está en la “caca”

La prueba está en la “caca”
byn2

VALOR BIOLÓGICO DE LOS INGREDIENTES

Los animales comen por satisfacer sus necesidades energéticas. El contenido energético de la ración procede de la cantidad de carbohidratos, grasas y proteínas. Se expresa en forma de Kcal/Kg.

La energía de los alimentos es parcialmente aprovechada. Una parte se elimina por heces y orina. La parte restante representa la energía metabolizable que permite la cobertura de las diferentes necesidades del animal (mantenimiento, gestación, lactancia y crecimiento).

La única manera fiable de medir la digestibilidad de un pienso es realizar seguimientos “in vivo”, con perros acondicionados en jaulas metabólicas durante el tiempo de duración de la prueba, donde se sabe en todo momento lo que el perro ingiere y lo que elimina por las heces y orina. La diferencia entre lo que come y lo que expulsa por las heces, es la parte digestible de la ración.

 

LO REALMENTE IMPORTANTE NO ES LA CANTIDAD

Sabía usted que podríamos conseguir un pienso con 30% de proteína y 20 % de grasa, respaldado por análisis realizados en un laboratorio a partir de materias primas como:

1 par de almohadas de plumas. 1 par de zapatos de cuero.

1 litro de aceite de motor. 1 kilo de serrín

 

SINO LA CALIDAD

Al leer la etiqueta usted va a observar algunos ingredientes, como: harina de carne, harina de pollo, pollo fresco, etc , pero todo esto es muy genérico, y no dice nada de su VALOR BIOLÓGICO. Y estos ingredientes los hay de muy diferentes calidades.

 

      “LA PRUEBA ESTÁ EN LA CACA”

La calidad de un pienso, se observa en las heces del animal. La diferencia entre lo que come y lo que expulsa por las heces, es la parte digestible de la ración. Un pienso de calidad nos dará unas heces con un buen color marrón “chocolate”,  una consistencia firme, y con un contenido uniforme. COLOR-CONSISTENCIA-CONTENIDO

La carne fresca de pollo y el arroz del pienso SATISFACTION garantizan una buena absorción. Dan como resultado un pienso altamente palatable y digestible, y con un valor nutricional superior. Cuando los perros se alimentan con piensos de baja gama, poco energéticos y cuyos ingredientes son de baja calidad y digestibilidad, es muy frecuente que se produzcan heces blandas . Los perros necesitan gran cantidad de alimento, por lo que son incapaces de digerirlo y pasan por el tracto digestivo provocando fermentaciones anómalas que da lugar a blandeos, flatulencias e incluso diarreas. Estos piensos no tienen una absorción adecuada. Y unas heces excesivamente rígidas puede indicar deshidratación. Con SATISFACTION evitarás estos problemas digestivos.

 

 

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies