Mente y emociones del perro

Mente y emociones del perro
byn2

Las esencias florales están relacionadas con las emociones. Los estados emocionales son los que marcan la conducta. Un perro no se pelea con otro y después se irrita sino al contrario, primero se irrita, y después pelea.

La vida emocional de los perros, es muy rica. Aunque no se haya podido demostrar todavía científicamente. Se acepta que los perros son capaces de sentir emociones básicas, como el miedo o la ira. Pero se rechaza que puedan sentir emociones superiores como la alegría, frustración, tristeza, felicidad, etc. Sin embargo, todos los que hemos tenido perros, hemos vivido con ellos situaciones de alegría cuando llegamos a casa, frustración al traer otra mascota, tristeza al perder a un ser querido…El rencor y los odios específicos también son algo que muchos perros demuestran.

Siempre existe un estado emocional que provoca la conducta del perro. Hay que analizar sus emociones, y el grado de intensidad de las mismas, para poder reestablecer su equilibrio.

Hay factores que son responsables de los estados emocionales del perro:

– Errores de manejo. Pensamos que los perros ven el mundo como nosotros, y no es así. Ellos son detallistas y visuales, nosotros no. Detectan todos y cada uno de los detalles de los objetos que miran. Esto hace que cualquier pequeño cambio en un detalle, imperceptible para nosotros, a ellos les produzca un trastorno dentro de su rutina.
– El trato humanizado que les damos. Los tratamos como niños. Y los perros lo que necesitan es: un territorio, un grupo social y explorar. Por su bienestar emocional tenemos que tratarlos como lo que son, perros.
– La comunicación. Casi el cien por cien del tiempo que nos comunicamos con ellos lo hacemos a través de la palabra, pero lo solemos usarla de forma inadecuada. Nos extendemos en contarles las cosas con monólogos, no modulamos bien los diferentes tonos de voz, etc. A través de la voz deberíamos transmitir al perro nuestra energía en cada momento; y así el perro debería de saber qué hacer, cómo debe actuar, y hasta donde puede llegar. Pero nuestra energía depende de nuestro estado emocional, y muchas veces les transmitimos nerviosismo…inseguridad…

Además, hay diferentes factores que influyen en la comunicación:
– Jerarquía. Los perros necesitan vivir en un grupo en el que exista un orden jerárquico. Si hay varios perros en casa, el líder será el dueño.
– Constancia y consistencia. Debemos mantener un comportamiento estable en nuestra relación con el perro para no cometer contradicciones.
– Motivación y estimulación. La base tanto de la conducta como del aprendizaje, es la estimulación del sistema nervioso. Cada perro necesita un nivel distinto de estimulación externa. Y la motivación es un estado interno resultado del estado emocional del perro. Ambos factores son los responsables de cualquier tipo de conducta.
– Manipulación. Debemos acostumbrar a los perros ya desde cachorros, a ser manipulados, para que no la perciban como algo negativo.

Afortunadamente contamos con un magnifico aliado para tratar todos los problemas emocionales que nuestra forma de vida y los errores de comunicación que cometemos al relacionarnos con ellos puedan causar a nuestras mascotas. Este aliado no es otro que Las FLORES DE BACH. Estas se encargan de estabilizar las emociones afectadas, y una vez conseguido esto, el problema conductual desaparece porque ya no existe la causa emocional que lo provoca.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies